Cajas

Todos ustedes viven en cajas.

También yo vivo en una caja.

Mi caja es muy pequeña.

Pero no creo que el tamaño de la caja realmente importe.

Sigue siendo una caja.

 

A veces, incluso mi caja está oscura.

Pero supongo que el brillo realmente no importa.

Sigue siendo una caja.

 

Estas son las cajas que construimos para nosotros mismos.

Nuestras cajas de seguridad, donde podemos escondernos.

Y cuando crees que nadie te está mirando,

hay un ojo líquido en movimiento mirándote

atacando tu figura – atacando tu alma.

 

También cuando estás solo en tu caja,

te estás observando a ti mismo.

Y luego la caja gira y gira.

¿Que sera?

¿Qué son estas cajas que construimos?

No hay nadie que empiece a preguntarse

si ese es el lugar para buscar?

Una puta caja.

 

Las cajas que construyeron para ti.

Las cajas que construimos para nosotros.

Las cajas en las que creíamos.

Las cajas en las que todavía creemos.

 

La desconfianza constante que se pega a las paredes,

que no se enjuagará

Veo más cajas alrededor.

Algunos incluso están vacías.

Abandonadas.

Olvidadas.

 

Ni siquiera la oscuridad puede llenarlas.

No queda oxígeno para entrar en los pulmones: descompresión total.

Un cuadrado tiene una forma extraña.

Es como si cada lado alcanzara un límite al limitar el flujo natural de cada línea.

No es como un círculo, donde fluyen las cosas.

 

Una caja es un cuadrado.

Todavía puedo ver algunas cajas allí, muy lejos…

Donde brillan las dulces luces.

Figuras que se mueven allí:

caminan.

3 thoughts on “Cajas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s