Acróbata de divisiones

De un extremo al otro,

en el cruce del puente

verías a la izquierda

como rizos dorados del sol sobre el agua

en saltos múltiples

sin ningún ritmo predeterminado.

 

A la derecha mirarías para mirar

verías más agua

que separa a los dos hábilmente la roca,

eso es luz de la oscuridad.

Entonces este lado, el otro, mantiene sus aguas oscuras

y las sombras enfrían cada movimiento que parece plástico.

 

Imagina esta cabecita

con su mente

alimenta la ilusión óptica

Así que piensa en ir con una cuerda acrobática hecha de piedra

y no en un puente

pero así es como debería ser,

como el viento late salvaje

El cuerpo se mueve en el centro del puente.

 

Si lo viste en algún lugar lejano o cercano,

dejado con toda la naturalidad estaba en cada empuje del viento;

ni resistir ni tener miedo

el viento lo quería por la izquierda

– desgarrado – caído entre los rizos, el pelo acuático del sol.

 

Justo antes de que suceda

el tiempo con el movimiento ha elegido otro momento;

es decir, el cuerpo acrobático había alcanzado el otro extremo

y entonces el viento buscaría otro acróbata

que se puede dejar más ligero en una cuerda de piedra

y en el medio de cada división.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s