Mesa familiar 2

Mesa familiar; mi madre y yo, uno frente al otro. Ella come con glotonería, yo no. Miro mi plato para evitar los ojos que perforan mi boca. Esta conexión de sus ojos con mi boca da las siguientes frases: “¿El niño come? ¿Cuánto come? ¿Te gusta lo que comes? ¡Come todo, todo! ¡Todo en tu boca!” Y luego silencio. Ninguna otra cosa. Y luego la bulimia, la bulimia porque eran solo estas conexiones y luego nada, y luego el tipo de silencio que durante años parecerá tierra abandonada, comidadesde el interior y de hierbas silvestres, inadecuada para su posterior cultivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s